Skip to main content

La levedad del ser

Empiezo a creer que la lectura placentera sirve casi únicamente para encontrar similutudes: con nosotros, con lo que nos pasa, con lo que nos pasó, con ella.
Cuando uno lee un fragmento y se reconoce aparece el momento más glorioso del recorrido literario. Por eso siempre leo con un lapiz en la mano.

El otro día me volvió a pasar; en un solo capítulo identifique a tres personas diferentes.

Cuando me pasa este tipo de cosas suelo contactar a la persona aludida para contarle o citarle lo subrayado.
Aunque no estemos más en contacto o haya terminado todo medio agrio, me siento con la responsabilidad civil de búscar a esa persona y decirle: en la página 118 estás vos.

Entonces me viene la duda, alguien pensará de la misma forma conmigo? Alguien me habrá identificado en algún renglón?

Una vez una muchacha me regaló La insoportable levedad del ser el día que nos juntamos para aclarar las cosas por última vez. Aún no puedo entender el significado de dicho acto.

Por qué me regaló un libro en ese momento?
Qué me quizo decir?
Por qué me dijo "yo me identifico con la protagonista, Sabina"?

Y si bien volvimos a tener algún tipo de contacto (encuentro casual en Córdoba y Junin) nunca quise preguntarle acerca del libro.

Sentí (siento) que ella nos (me) encontró en algún pasaje de la historia y es tarea mia descifrarlo. Quizás (diría mi analista) me sumergo en la lectura con la esperanza de encontrarla dando vuelta la hoja.

Comments

c. said…
qué bueno verte otra vez... también leo con un lápiz en la mano, saludos, c.
alejandro said…
bien, pesca...
y estás aprendiendo a usar la itálica como se debe!
sara said…
mm....creo que ahora entendi lo de los rumbos del blog...anduve leyendo.....
Ademas, que manias, milka! entre lo de buscar personas entrelineas y googlear a los ex-es.... me vas a cambiar los hábitos!!! (no pude resistirme esa vez....googleé hasta mi primer besito)
alejandro said…
cuando las chicas sepan que existe el telexplorer...
Ailin said…
¿Y no buscarás demasiado en un simple libro?

Te pueden los títulos compañero, deberías abocarte a una lectura menos existencial y darte un respiro.

Feliz cumple hiperatrasadísimo -shame on me-.
Ailin said…
(Conste que yo vivo mi vida como si fuera una novela tragicómica)
sara said…
oh DIOS. existe algo llamado telexplorer.
Andres said…
C.

usted es la cuota trasandina que mi blog necesita.

Ale,

Telexplorer? Explicale al público qué significa...

Sara,

Googlear es más una adicción que un hábito me parece.. no?

Ailin,

Su vuelta a mis pagos con un consejo bajo el brazo no me ha caido del todo bien. Igual comprendo a qué se refiere. Parece ser la contracara del Ser Estético (o quizás la misma..).
Ailin said…
Querido, cómo que no le cayó bien mi vuelta, eso significa que no me interpretó bien o que está deprimido. Ya hablaremos personalmente.
Anonymous said…
El momento glorioso del que hablas, cuando uno pareciera encontarse en lo que lee, es cuando aparece el "respiro"... llámase vanidad, autoreferencia o -y por lo que me inclino- otra persona acertó en las palabras, esas en las que uno se encuentra, impresiones familiares.
De acuerdo, es un momento de gloria, incluso unas líneas en un libro que ya te comienza a parecer aburrido.
lula said…
andres, te interesa salir en un programita de radio de radio eter (donde estudio yo locución, es un magazine que armamos para una materia y elegimos el tema "turismo en buenos aires") contando un poco qué es piso compartido???
el programa lo hacemos el martes a la mañana y yo tenía ganas de hacer una entrevista teléfonica de no más de 5 minutos, a vos o a javier (el que pueda o tenga ganas)
qué decís? plis contestame en mi blog o agregame a msn licenciada_lula@hot...
nosotros te llamaríamos un ratito antes de salir al aire, y una vez en el aire la idea es charlar sobre qué es un piso compartido, cómo funciona la movida, los extranjeros en buenos aires, etc
decime si tenés ganas, sin obligación de compra
mil gracias y beso
lula
mayte said…
HOLA ANDRÉS TIENES UN BLOG INTERESANTE.
TE SIGO LEYENDO.
BESSSOS DESDE BARCELONA.
ESPAÑA.

Popular posts from this blog

Lucia

Venía caminando por Castro Barros a las cinco de la mañana. Venía, como tantas noches de fin de semana con mi mp3 en la cintura, haciendo más ligeras las cuadras de regreso.

Es interesante como la noche, el alcohol y la música transforman los recuerdos. Y muchas veces, quizás engañosamente, los malos amores se vuelven buenos, los impiadosos generosos y yo, me vuelvo un poco más sensible.

Fue entonces, que de repente, en el shuffle de la vida, sonó Lucia:

No hay nada más bello
que lo que nunca he tenido.
Nada más amado
que lo que perdí.
Perdóname si
hoy busco en la arena
una luna llena
que arañaba el mar...

Entendí muchas cosas y me quedé perplejo ante la claridad de Joan Manuel.
La palabra perdóname era para mis oidos lo esencial de la canción.
Sin frío me senté exactamente a las 5.21 am en la esquina de Tarija. La hora la sé porque en un acto de estupidez miré el celular para ver si me habías escrito.

No podía llegar a mi casa con esa carga. Digerí la canción en silencio en el umbral de la c…

Alunado

Tuve una época que yo llamo Época Alunada. Sucedió hace poco más de una década, cuando salía de noche a caminar porque estaba convencido de que caminando se piensa mejor. Esto lo hacía únicamente los días de la semana, intuía que en la soledad de la ciudad sucedían las mejores cosas. Así conoocí a Luna.

Luna estaba sentada en el bar La Academía de Callao y Corrientes, hasta ahora el único bar que conozco que abre veinticuatro horas. Yo tenía pensado terminar mi noche leyendo en algún rincón de la ciudad pero su presencia contra la ventana me terminó por convencer de que ese era mi lugar y además, lo sentí como una señal, esa avenida me había traído minutos antes la frase de Goyeneche: ¿No ves que va la luna rodando por callao?

Me senté Campari enfrente a deshojar las hojas de La insoportable levedad del ser. Milan Kundera se había convertido para entonces en mi autor favorito y yo soñaba con viajar a República Checa para pasearme entre sus sombras.
Fue recién después del segundo Campa…