Un milka en mi noche

Saturday, October 31, 2009

Mi foto con un famoso


La foto se guardó por meses. En la oscuridad de "Mis documentos" durmió una larga siesta . Hoy sale a la luz en exclusiva para Un milka en mi noche. Señoras y señores: mi foto con el Sr. Oggi Junco.

Friday, October 23, 2009

Fooling around

En las peliculas hombre y mujer se encuentran en el centro de Chicago. Se recuerdan, van a comer, hablan de las cosas de la vida, buen diálogo, buenas lineas, hay encuentro, quedan en verse después, se entienden, conectan, todo bien.

En las peliculas hombre y mujer se conocen en un tren en europa, a los diez minutos están filosofando de la vida y a las dos horas caminando por parís haciendose preguntas capsiosas, inteligentes, con interrupciones de personajes freaks y brillantes.

O la vida real no es así o me alquilé una mala pelicula.

Sunday, October 18, 2009

El pasado

Volvemos una y otra vez. No nos podemos despegar de las gambetas de Diego. Es nuestro héroe maldito. Queremos ver un Messi, un Tevez o un Palermo, pero siempre terminamos con pochoclos a las dos de la mañana mirando por youtube los goles de nuestro criollísimo talísman y repetimos con cara de ganzos "qué lindo que era".

La frase "todo pasado fue mejor" es compleja. Todos sabemos que no es así, pero la inercia y los bares nos tiran una pista de esos años a menudo.
La ciudad revienta de pasado en cada esquina y, como viejos campos de batalla, hay que tener cuidado con las minas enterradas y activas, que nos pueden hacer volar en mil pedazos en el día menos pensado.

La construcción de relación es una práctica tan frecuente para personas como yo como la destrucción. La diada construcción-destrucción es, paradojicamente, placentera y dolorosa. Charly nos dice que "todo se construye y se destruye tan rapidamente que no puedo dejar de sonreir".
Yo digo que hay calles que no puedo dejar de transitar, y al mismo tiempo, tiemblo de miedo de solo nombrarlas.

Tuesday, October 13, 2009

¿De qué habla este chico?

A cierta edad nos ponemos pretenciosos, y si la licuadora no pica hielo, no la llevamos.

Saturday, October 10, 2009

Mi cuñado

Ayer la tecnología me puso contra las cuerdas. Era el cumpleaños de mamá y como de costumbre lo festejamos en casa con las tías, mi hermana, su marido (mi cuñado) y papá.
Las conversaciones son siempre raras; las tías tratan de hablar de sus cosas, pero al mismo tiempo nos incluyen y nosotros (mi hermana, mi cuñado y yo) hacemos lo propio.

No recuerdo exactamente en qué momento, creo que fue después de que la tía teresa traiga unas masitas secas de la cocina, que mi cuñado rellenó un silencio de la mesa con un comentario:

Cuñado - Andrés, te agregué al facebook.
Andrés - Lo sé (le dije mientras me servía coca cola previendo el momento y asegurándome tener algo en la boca para aguantar los segundos).
Cuñado - Pero, no me agregaste..
Andrés - No..

La familia entera miraba la conversación. Nadie excepto mi hermana entendía bien de qué hablabamos, pero estaba claro que mi cuñado mi invitó a algún lado y yo le rechacé la invitación.

Mamá - ¿Por qué le dijiste que no?
Mi cuñado - Está bien, no se preocupe, él tendrá sus razones..

Yo sentía el silencio y la impaciencia retumbar en los sanguchitos de miga y la mesa entera (aún sin entender nada) me miraba pidiendo explicaciones. Rápidamente tuve una regresión de un cumpleaños de 1990 donde sin querer tiré unos caballetes con bebidas y saladitos a la mierda y me mandaron al patio a pensar.

Bajé de un sorbo el vaso de coca y explayé:

- Mirá, la verdad es que yo te aprecio mucho (mirando a los ojos a mi cuñado), pero en el facebook, lamentablemente, circulan todo tipo de informaciones, fotos, comentarios y cosas que no sé si es lindo que se mezcle con la familia. No es que tenga cosas para ocultar, en absoluto (remarcando mucho la B), pero creo que hay un ámbito para la familia y otro para la amistad. Y yo a vos, te considero antes que nada parte de la familia..

El pequeño discursín no fue realmente emotivo, ustedes lo pueden ver, pero algo en la forma en que hablé en el silencio de la mesa hizo que mamá se emocione.

Luego me disculpé, me paré y fui al patio a pensar. Esta vez voluntariamente.

Wednesday, October 07, 2009

El cambio sin embrague

Luego de comprarme el auto me llegaron las felicitaciones pertinentes por la adquisición y comentarios de diversos tipos. El que más recuerdo ahora es el "te cambia la vida".

En esta semana tengo dos temitas a resolver (o tratar) y cuando entendí que los dos venían por el mismo carril pensé seriamente en la frase "te cambia la vida".

Tema numero uno: Jorge (my doc) me aumenta irrisoriamente los honorarios. Esto me pone al borde del abandono de la terapia y la inminente caída en la desdicha. Debo mandarle un email en estos días para ofrecerle una tregua hasta el verano, pero la situación es casi irreversible.

Tema numero dos: tengo una causa abierta (escrito suena todavía más feo) por pasar un semaforo en rojo en el barrio de Caballito.
Las penas vas de 200 a 2000 pesos, trabajo comunitario o de uno a cinco días de arresto.
Está la posibilidad de que sea arresto domiciliario me dijo mi lawer (El otro día pensaba que "tener abogado" es signo de adultez pero eso es otro post).
En ese caso haré una jornada abierta en mi casa donde todo el mundo, abriendo la convocatoria a lectores y desconocidos, podrá venir a visitarme y charlotear.
Mi amigo guido (todos tenemos un amigo "de cine") dijo que documentará el encierro con una camarita.

La cuestión es que no paso a buscar a señoritas con el auto ni mucho menos, mi condición de principiante me inhabilita para manejar en ruta (ahora más que nunca) y no se me puede ocurrir tomar una gota de alcohol y manejar al mismo tiempo porque doble contravención me ubica en una cacerola con papas al horno, y ahí sí, finalmente Guido va a poder hacer el largometraje que siempre soñó.

Monday, October 05, 2009

Ese asunto de la ventana

"Ultimamente ando algo perdido" dice el poeta Ismael. No tan perdido en realidad ando, no tan poeta Ismael, pero siempre me gustó esa canción porque, al menos una vez por semana, siento que estoy haciendo todo mal.

No me estoy comparando, pero la siguiente historia viene a cuento. Hace poco le dije a una amiga que si me dieran para elegir ser una estrella de rock por un día elijiría ser Lisandro. Y ella me retrucó "él la pasa mal, sufre" y citó la fuente de su comentario.

Luego me puse a escuchar unas entrevistas y Aristimuño contaba que el disco "Ese asunto de la ventana" se refiere a la ventana de su departamento, la única salida al exterior que tenía cuando llegó a baires debido a la fobia que le producía salir a la calle en la gran ciudad. Y desde allí compuso el disco entero mirando la ventana.

Luego pensé que desde el malestar podían salir cosas muy lindas.
Entonces no me quejo, me acuesto en la cama y tranquilo escucho ese asunto de la ventana, que algo se trae entre manos..