Un milka en mi noche

Wednesday, October 29, 2014

Notas de viaje

Hoy es nuestro sexto día en París y todavía no nos cansamos de esta ciudad.
Me despertaste como de costumbre a los besos y te llevé a nuestro bar favorito en la Rue de Naples.
Tal como en Buenos Aires tu motor empieza a carburar después del segundo café. Yo aprovecho y te amo en silencio.
Tres horas de caminata confirman nuestro hábito adolescente de chapar en cada semáforo de cualquier ciudad.
Vos todavía te estás riendo de mi francés criollo. Yo me justifico diciendo que soy un hombre de las pampas.
Volvemos al hotel sabiendo que mañana nos espera Londres, y tenemos una lista eterna de lugares para conocer. Los dos estamos ansiosos y se nota.
Matamos nuestra ansiedad en la ducha, y nos disponemos para salir, por última vez, a cenar.
Te propuse un zucucho de Montmarte dónde se dice cenaba Cortazar en los sesentas.
Ojalá sea cierto.
El cielo está sorprendentemente despejado.
París es una maravilla, y tu cintura esta noche también.