Un milka en mi noche

Wednesday, December 17, 2014

Recuerdos

Es difícil definir el último encuentro. Recuerdo borrosamente verla alejarse por Arenales cuando la oscuridad era casi total y solo se filtraban dos, quizás tres, rayos de sol.
Pensé en ese momento que nuestro amor había durado un día y que el sol y ella eran la misma cosa.
Bajé por Callao y no me detuve hasta haber terminado mis pensamientos. "La perdono" me dije para mis adentros y la dejé ir de mi vida.
No fue un momento particularmente triste, fue más bien como ver la vida a la cara, algo como "también se trata de ésto".
Al llegar a mi casa opté por hacerme un té e irme a dormir temprano, como quien se prepara para un nuevo día, una nueva vida, o un nuevo amor. Que no son más que la misma cosa.