Un milka en mi noche

Wednesday, June 17, 2015

El cielo e infierno de los días

El mundo, todo entero, mi tiempo, todo entero, las llaves de mi casa y la de los cajones. Soñé con verte acá todos los días y con crecer juntos. Entendí algunas cosas y me faltaron entender otras.

Si no alcanza, no alcanza ni alcanzará. No voy a vivir peleando batallas perdidas (todas las batallas son perdidas). Te dejo volar amor. No voy a hablar de rencores ni romper cartas de despecho.
Transformaste mis noches en poesía y mi cuerpo en huracán, y te agradezco por eso.

Ya no habrá preparativos de viaje, ni viaje, ni mochilas de madrugada. Ya no te diré con los ojos mojados en París, que vengas con tus cosas a vivir la vida conmigo.



0 Comments:

Post a Comment

<< Home