Venezia

Me desperté a la mitad de la noche y te vi dormida al costado de mi cama. Te pregunté por qué estabas ahí si estábamos separados. 

Corré la cortina, me ordenaste sin responder a mi pregunta.
La corrí desde la cama y en lugar del paisaje habitual estaba Venezia.

- Cuál es el truco? pregunté confuso.
- Te lo voy a decir una vez que te despiertes.

Y abrí los ojos, y no estabas vos, ni venezia ni el truco.

Trabajé todo el día pensando en esa secuencia y recién a la noche me di cuenta de que era una trampa, el truco era no despertarse.

Notas de Viaje

Hoy es nuestro sexto día en París y todavía no nos cansamos de esta ciudad. Me despertaste como de costumbre a los besos y fuimos a termina...